Cuida tu salud mental para tener una vida plena

Cuidar tu salud mental es tan importante como tu salud física, por esta razón la  Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con la Federación Mundial para la Salud Mental han aumentado los esfuerzos para informar y prevenir las posibles enfermedades.

Aspectos como la depresión, los diferentes trastornos mentales y la prevención al suicidio, son los que la Organización pretende combatir con su plan de acción para superar las brechas en salud mental. Es por esto que se ofrecen un conjunto de actividades para ampliar y mejorar la atención en cuanto a situaciones que afecten el sistema neurológico, así como lograr que la sociedad reconozca la importancia de estos y en algunos casos se ofrezca para brindar apoyo a quienes estén pasando por una situación similar.

Según la OMS, los trastornos mentales se caracterizan por una combinación de alteraciones del pensamiento, la percepción, las emociones, la conducta y las relaciones con los demás. Entre ellos se incluyen la depresión, el trastorno afectivo bipolar, la esquizofrenia, la  psicosis, la demencia, las discapacidades intelectuales y los trastornos del desarrollo, como el autismo. Es clave que cada uno de nosotros conozca la manera en que puede velar día a día por su salud mental y cómo ayudar a quienes estén a nuestro alrededor.

Desde el ámbito personal y teniendo en cuenta cómo nos sentimos y cómo los demás nos ven, se aconseja:

  • Aprende a conocerte y valorarte: Una vez te conoces y te valoras, sabes lo que mereces, lo que estás dispuesto a dar y así mismo recibir de los demás, enfócate en tus cualidades positivas y podrás usarlas como arma para ser mejor cada día. Rodéate de personas que sepan cómo eres y lo que vales.
  • Identifica tus emociones y compártelas: No te quedes callado ante ninguna circunstancia, esto te puede generar estrés, lo que tienes que hacer es saber cómo actuar y eso lo logras cuando identificas tus emociones, reconocer el sentimiento que te causa una situación específica.
  • Establece tiempos de trabajo y de descanso: Es importante darle a tu cerebro tiempos y rutinas, así como te dedicas al trabajo, tu cuerpo necesita dormir mínimo 8 horas, asegúrate de alimentar tu cuerpo por medio del descanso.
  • Trabaja en metas, sueños y proyectos: Tener metas y sueños, hacen que te motives para crecer cada vez más. Alcanzar estos proyectos, te ayuda a creer en ti y a la vez mantener la confianza en ti mismo.

En cuanto a las personas de nuestro alrededor, estas son algunas sugerencias que la Organización Mundial comparte para dar apoyo:

  • Aclarar que deseas ayudar, escuchar sin juzgar, y ofrecer apoyo: Muchas veces quienes están pasando por esto no permiten que otras personas se acerquen, por esto es importante aclarar que sólo quieres escuchar y ayudar.
  • Apoyarlo/a a buscar ayuda profesional cuando esté listo/a: Este es un proceso, así que hay que tener calma hasta que esta persona esté preparada a solicitar ayuda de un especialista.
  • Si crees que la persona está en peligro inmediato, no lo dejes solo/a: Busca ayuda profesional de servicios de emergencia, una línea telefónica de crisis, o un profesional de salud.
  • Mantener contacto con la persona para chequear como sigue: Que esta persona se dé cuenta que es importante para alguien, le llenará de motivos para seguir, permanecer el contacto le ayudará mucho para sentirse bien.

Tener en cuenta estas sugerencias, ayudará a que lleves una vida tranquila, aprendiendo a manejar situaciones difíciles y a controlar tus emociones. En caso de sentir que algo se te sale de las manos, no dudes en pedir ayuda de un especialista y si conoces a alguien que está pasando una situación de sosiego, ayúdale, quizá esa persona lo está pidiendo a gritos. Recuerda no normalizar ni desvalorar la depresión o los trastornos mentales, es mejor darles atención antes de que terminen en consecuencias que no puedes controlar.